encabezado

Comparte este artículo en, , btn_compartirface

 

dietauva

Acupuntura Rubí

 

Dietoterapia

 

La M.T.C. enseña a recuperarnos a través de la dieta

 

 

 

 

La dietética siempre se ha utilizado para prevenir desequilibrios pero en algunas ocasiones, debemos servirnos de ella para "curar".

Sabemos que una mala alimentación, con el tiempo se traduce en un desequilibrio energético, o lo que es lo mismo, en enfermedad. Pues en muchos casos, se puede revertir dicha situación a través de una corrección dietética.

Ya lo decía el maestro Sunsi Miao: -Sólo cuando la dietética resulte insuficiente, se deberá utilizar los fármacos-.

 

Si nos alimentamos correctamente, tendremos una buena energía que proporcionaremos a nuestros órganos, vísceras y Shen (psiquismo) con lo que conseguiremos un estado de salud integral.

 

La Dietética china, forma parte de la Medicina Tradicional China (M.T.C.) junto a la acupuntura, fitoterapia, moxibustión y masaje Tui Na. Nos ayuda a tener conocimiento en todo momento, del estado en que nos encontramos y  de cómo nos sentimos. Por ejemplo, si somos frioleros o calurosos, si estamos demasiado activos o nos encontramos cansados, etc. Y a partir de aquí, ofrece unas pautas para modificar nuestra dieta y recuperar, de forma natural, nuestro equilibrio. La M.T.CH. clasifica los alimentos de la siguiente manera;

 

 

Según su NATURALEZA (Frío, Fresco, Neutro, Tibio y Caliente)

 

Frío (crudo) y Fresco (escaldado/salteado): Tonifican Yin, enfrían, refrescan, hidratan, calman y sedan, nutren, conducen la energía hacia el interior. Se utilizan para contrarrestar estados de Calor como son: inflamación, fiebre, insomnio, nerviosismo y ansiedad, etc.

La M.T.C. contempla que un exceso de alimentos fríos y crudos (ensaladas, vegetales sin cocinar, bebidas frías, helados o fruta) pueden llegar a debilitar la función del Yang de Bazo (diarreas y/o estreñimiento, cansancio, inapetencias, frío vivido y sentido, etc.). También, el exceso de alimentos como los fritos, carnes grasas, cacahuetes, leche y sus derivados como queso, nata, mantequilla, afectan al Bazo creando un estado de humedad.

 

Neutro (vapor/hervido). Estos alimentos armonizan, estabilizan, equilibran y centran.

 

Tibio (frito/estofado/guisado) y Caliente (barbacoa/parrilla/horneado/recalentado). Tonifican el Qi y el Yang digestivo. Hacen ascender la energía y la mueven hacia el exterior regulando el metabolismo. Se utilizan para contrarrestar estados de Frío como cansancio, fatiga, inapetencias, frio interno, etc.

Un consumo en exceso de estos alimentos de tipo Yang, nos llevará a sufrir síntomas de Calor en el digestivo (Estómago y/o Hígado).

 

 

Alimentos agrupados según su Naturaleza.

 

Alimentos fríos; germen de trigo, alga nori, espárragos, tomate, almejas, ruibarbo, pulpo, cangrejo, yogur, caqui,  limón, pomelo, arándano, plátano, mango, melón, sandía, mora, azúcar, sal..

 

Alimentos frescos; salvado de trigo, trigo, cebada, centeno (fresco/neutro), achicoria, maíz, apio, berenjenas, lechuga, escarola, endivia, pepino, rábano, coliflor, acelga, tomate, espinacas, calabaza, berros, calabacín, alcachofa, champiñones, nabo (neutro/fresco), tofu, soja verde, judías blancas, leche de soja, pato (neutro/fresco), cerdo (neutro/fresco), conejo, aceite de sésamo, clara de huevo, naranja, mandarina, aguacate, pera, mora (frío/fresco), manzana, fresa, cerveza, ortiga, manzanilla, té negro, té verde, té rojo, menta, diente de león, manzanilla.

 

Alimentos neutros; centeno (fresco/neutro), arroz, maíz, mijo, alga kombu, cebada, nabo (neutro/fresco), habas, judía verde, calabaza, patata, zanahoria, repollo, col, coles de Bruselas, brócoli, coliflor, guisantes, boniato, remolacha, shiitaque, soja negra y amarilla, alfalfa, judías verdes, garbanzos, almendras (neutro/tibio), lentejas, pipas de girasol, azukis, semillas de sésamo, oca, pato, cerdo, ternera, sardinas, calamar, sepia, caballa, arenque, ostras, salmón, pescado blanco, leche de vaca (neutro/frio), queso fresco, huevo cocido, higos, albaricoque, granada, papaya, piña, mango, ciruela, frambuesa, dátiles, uva, avellana, almendra, pistacho, cacahuete, aceituna, jalea real, azafrán, aceite de oliva, regaliz, mijo, miel, azúcar blanco.

 

Alimentos tibios; puerros, avena, puerro, pimiento, cebolla, berro, frijoles negros, alcaparra, coco, nueces, piñones, castañas, pavo, pollo, hígado de pollo o de cerdo, jamón, gambas, langosta, angulas, anguilas, anchoas, mejillones, mantequilla, leche de cabra o de oveja, lichis, dátil, melocotón, membrillo, cerezas, romero, jengibre fresco, anís, anís estrellado, espino blanco, perejil. laurel, comino, albahaca, clavo, orégano, aceite de soja, vinagre, vino, valeriana, tomillo, café, azúcar moreno.

 

Alimentos calientes; ajo, hinojo, trigo sarraceno, canela (la corteza), jengibre seco, clavo, mostaza, chile, pimienta, cayena, ginseng, cordero, trucha.

 

Nota. Existen algunos alimentos que pueden pertenecer a dos grupos a la vez.

 

 

Según su SABOR ( Picante, Ácido, Dulce, Salado, Amargo).

 

Picante. Pertenece al elemento Metal (Pulmón–Intestino Grueso) y lo tonifica. Es de naturaleza Yang y activa la circulación de la Sangre (Xue) y energía vital (Qi), evita los estancamientos pero que en exceso puede agotar el Qi y la Sangre.

 

Ácido. Pertenece al elemento Madera (Hígado–Vesícula Biliar) y lo tonifica. Es de naturaleza Yin y nutren los tendones , evitan el estancamiento de Qi en el Hígado y pueden crear Humedad si se utilizan demasiado.

 

Dulce. Pertenece al elemento Tierra (Bazo–Estómago) y lo tonifica. Es de naturaleza Yang y actúa sobre los músculos. Si se consume moderadamente, tonifica, refuerza, armoniza y humedece activando los líquidos orgánicos. Si es en exceso, produce Humedad y flema (mucosidad).

 

Salado. Pertenece al elemento Agua (Riñón–Vejiga) y lo tonifica. Es de naturaleza Yin y actúa sobre los huesos. Si se consume moderadamente, humedece, suaviza, lubrifica y desintoxica. Si es en exceso, daña los riñones debilitando los huesos.

 

Amargo. Pertenece al elemento Fuego (Corazón–Intestino Delgado). Es de naturaleza Yin y actúa sobre la Sangre y el drenaje de la humedad, favoreciendo la eliminación, diuresis y evacuación. Seca, es un buen digestivo y aumenta el apetito. En exceso hay que tener especial cuidado en los casos de deficiencia de Sangre y/o líquidos orgánicos.

 

 

Según su COLOR (Verde, Amarillo, Blanco, Negro y Rojo).

 

Verde. Es el color del Hígado, tonifica la Sangre (Xue) de Hígado, drena, depura y desintoxica.

 

Amarillo. Es el color de Bazo-Estómago, estabiliza y equilibra.

 

Blanco. Refuerza el Pulmón-Intestino Grueso y lo purifica.

 

Negro. Es el color de Riñón-Vejiga, nutre la energía Jing (esencia) y la Sangre (Xue), refresca.

 

Rojo. Es el color del Corazón, tonifica la circulación de la sangre, vigoriza, calienta y es un estimulador de la sexualidad.

 

 

Según la constitución de la persona:

 

Las personas de constitución YANG, deben tomar alimentos frescos o neutros, pocos tibios y evitar alimentos calientes y fríos.

 

Las personas de constitución YIN, deben tomar alimentos tibios o neutros, algo menos de alimentos calientes, poco de alimentos frescos y evitar los fríos.

 

 

Por el desequilibrio energético:

 

Desequilibrio por Frío Alimentos tibios y neutros. Moderadamente tomar calientes evitando los frescos y nunca los fríos.

 

Desequilibrio por Calor; Alimentos frescos y neutros. Moderadamente los alimentos fríos, evitando los tibios y nunca los calientes.

 

 

Según la estación del año:

 

En Invierno; Utilizaremos básicamente alimentos Tibios y Neutros, algo menos alimentos Calientes (evitando el exceso), reduciendo los alimentos Frescos y evitando los Fríos.

En Verano; Utilizaremos básicamente alimentos Frescos y Neutros, algo menos de alimentos Fríos (evitando el exceso), reduciendo los alimentos Tibios y evitando los Calientes.

 

 

Según la DIRECCIÓN en la que estimulan la energía.

 

Ayudan a ascender; Los Dulces + Picantes de naturaleza Caliente + Templada. Como son la pimienta, los puerros, la cebolla, el ajo, el jengibre, la canela, el hinojo, el clavo, el orégano, las nueces, las castañas, el tomillo… Y están especialmente indicados en estados de cansancio, inapetencias en general, menstruaciones abundantes, prolapsos (desprendimientos), incontinencia urinaria, apatías, diarrea y/o estreñimiento, etc.

 

Ayudan a descender; Los Amargos + Salados de naturaleza Fría + Fresca. Como el té, las algas, diente de león, cerveza de trigo, achicoria… Se utilizan como diuréticos y laxantes. Efectivos , en dolores de cabeza y migrañas, náuseas y/o vómitos, hipertensión…

 

Ayudan a Concentrar y Recoger la energía hacia el interior (astringentes); Los Ácidos + Salados de naturaleza Fresca + Neutra. Como la naranja, mandarina, frambuesa, azukis, escaramujo, algas, tomate, sepia, calamar… Indicados en los casos de pérdida de líquidos orgánicos como, diarrea, hipersudoración, hemorragias, vómitos… En invierno, en personas convalecientes. Se debe evitar en caso de fiebre, resfriado, etc. porque hará que el agente patógeno penetre más.

 

Ayudan a dispersar la energía hacia fuera y a aumentar la sudoración; Los Picantes Calientes - Tibios se utilizan para eliminar el Viento-Frío. Como el chile, ajo, canela, jengibre. Los Picantes Fríos eliminan el Viento-Calor. Como la menta, el rábano.

 

 

Para la correcta utilización de esta dieta, es preciso tener conocimientos de Medicina Tradicional China o bien, acudir a un profesional experto en la misma.

 

 

Acupuntura en Rubí

 

Copyright (c) 2017 . Acupuntura Rubí - Artur López Sans .C/ Sant Jaume 28, 1er 1a. - Rubí - 08191 . All Rights Reserved